Racks Industriales

sistemas de almacenaje

En Castza Racks, contamos con Sistemas de Almacenamiento Industrial que te permiten aprovechar correctamente todo el espacio para organizar eficientemente tu mercancía.

sistemas de almacenaje para Empresas

Todos nuestros racks tienen la capacidad de adaptarse a cualquier industria y también para soportar cargas grandes y pesadas, permitiendo el flujo continuo de la mercancía.

La importancia de que cualquier industria cuente con sistemas de almacenaje nos resulta sumamente importante, por lo que somos fabricantes y proveedores a nivel nacional de racks industriales.

Los modelos que creamos en Castza Racks son distintos entre sí, tanto en su diseño como en su sistema de almacenaje. Dentro de nuestros productos estrella se encuentran el Sistema Selectivo y el Sistema Drive, que sirven para grandes almacenamientos de productos.

Sistemas de almacenaje

Accesibilidad en todas partes con un sistemas de almacenaje

Nuestros Racks, tienen la capacidad para adaptarse a cualquier industria y soportar desde grandes cargas, hasta el correcto flujo continuo de la mercancía.

Somos fabricantes y proveedores a nivel nacional, contamos con diferentes modelos y sistemas de almacenaje, entre los mejores se encuentran el Sistema Selectivo para un gran almacenamiento al igual que el Sistema Drive In que te proporciona mayor densidad.

Ponemos a tu disposición la venta de racks que mejor se adapte a tu industria y productos y/o materiales para almacenaje.

Somos expertos en brindar soluciones para almacenamiento y logística en bodegas, naves industriales, fábricas o tiendas departamentales, almacenando de forma eficiente, ajustando los sistemas de almacenamiento al área de trabajo.

Soluciones para Sistemas Almacenaje

Beneficios de los sistemas de almacenaje

Los sistemas de almacenaje nos ayudan a guardar cosas de manera ordenada y segura. Son muy útiles en empresas, organizaciones y particulares. Sin duda, tienen diversos beneficios que vale la pena destacar. 

Primero, los sistemas de almacenaje ofrecen eficiencia y organización de todos los productos, materiales o documentos, lo que facilita su ubicación y acceso rápido. Esto ayuda a ahorrar tiempo y reduce la posibilidad de errores o pérdidas. Además, estos sistemas nos permiten aprovechar el espacio de manera inteligente, porque permiten poner estantes, racks, armarios, cajones, entre otros, en diferentes niveles, tanto en altura como en anchura, para guardar muchas cosas sin ocupar tanto espacio.

También, los sistemas de almacenaje nos permiten mantener nuestras cosas seguras, debido a que cuentan con medidas de seguridad que protegen los productos o materiales almacenados, los cuales pueden incluir cerraduras, sistemas de control de acceso, alarmas, sistemas contra incendios, entre otros, que garantizan la protección de los bienes almacenados.

Otro beneficio es que nos ayudan a evitar que se dañen las cosas, al organizarlas de manera adecuada. Los sistemas de almacenaje también ayudan a prevenir la acumulación de objetos en el suelo, lo que reduce el riesgo de accidentes o lesiones.

Es pertinente mencionar que los sistemas de almacenaje agilizan los procesos de búsqueda y recuperación de productos o materiales, lo que mejora la productividad, ya que los empleados pueden acceder rápidamente a lo que necesitan y evitar tiempos de espera innecesarios. 

Por otra parte, estos sistemas permiten llevar un mejor control del inventario, ya que, al tener una visión clara de los productos o materiales almacenados, es posible realizar un seguimiento más preciso de las existencias, evitar la obsolescencia y planificar las compras o reposiciones de manera más efectiva.

Por último, los sistemas de almacenaje suelen ser modulares y adaptables, lo que permite ajustarlos a las necesidades específicas de cada empresa u organización. Pueden ser ampliados, reconfigurados o trasladados fácilmente en caso de cambios en los requerimientos de almacenamiento.

Tipos de sistemas de almacenaje que hay

Existen diferentes tipos de sistemas de almacenaje, cada uno diseñado para satisfacer necesidades específicas de organización y manejo de productos. La elección del sistema adecuado dependerá de factores como el tipo de productos a almacenar, el espacio disponible, la accesibilidad requerida y las necesidades específicas de la organización. Los tipos de almacenaje más comunes son:

  • Estanterías o estantes: Son estructuras con varios niveles horizontales donde se pueden colocar objetos. Pueden ser de metal, madera o plástico, y se utilizan para almacenar libros, juguetes, cajas, ropa y muchos otros artículos.
  • Racks: Son similares a las estanterías, pero están especialmente diseñados para el almacenamiento de objetos más grandes y pesados, como palets, contenedores, tubos o láminas de metal. Los racks permiten el uso eficiente del espacio en altura.
  • Armarios y gabinetes: Son muebles con puertas que se utilizan para almacenar objetos más pequeños o delicados. Son ideales para guardar ropa, documentos, herramientas o vajilla. Los armarios pueden tener estantes, cajones o barras para colgar.
  • Cajones y contenedores: Son recipientes individuales que se utilizan para organizar y guardar objetos más pequeños. Pueden ser de plástico, metal o cartón. Los cajones y contenedores son muy útiles para clasificar y mantener ordenadas cosas como piezas de lego, material escolar o tornillos y tuercas.
  • Sistemas de almacenamiento móviles: Son estructuras que permiten desplazar los estantes o racks para optimizar el espacio. Estos sistemas son útiles cuando se necesita acceder a diferentes áreas de almacenamiento y se desea ahorrar espacio.
  • Almacenamiento en vertical: Consiste en aprovechar la altura del espacio disponible para almacenar objetos. Pueden ser estanterías de gran altura con escaleras o sistemas automatizados que permiten el acceso a diferentes niveles de almacenamiento.
  • Sistemas de almacenamiento automatizados: Son sistemas avanzados que utilizan tecnología para gestionar y mover los objetos almacenados. Pueden incluir robots o sistemas de transporte automatizados que se encargan de mover y organizar los productos de manera eficiente.

Preguntas Frecuentas de Nuestros Sistemas de Almacenaje

Al conjunto de estructuras físicas destinadas a almacenar mercancía de manera óptima, aprovechando cada espacio, con fácil acceso y organización de los productos, se la conoce como sistema de almacenaje.
Por lo general, los racks industriales son los empleados para esta tarea, debido a su estructura, que permite almacenar de manera eficiente; además, dependiendo del modelo, son fáciles de fijar al suelo o trasladar de un lado a otro. Dependiendo del tipo de rack es como será el almacenaje.

Existen dos categorías de racks industriales: acceso directo y compactación. El acceso directo proporciona accesibilidad a toda la mercancía, lo que facilita el acceso, las tareas de almacenaje y retiro de productos. Por su parte, el acceso de compactación optimiza el espacio con la finalidad de que quepan mayor número de productos.
Los racks industriales destacan por su versatilidad para almacenar cualquier tipo de unidad de carga, sin importar su volumen y peso. Por tal razón, el sistema de almacenaje ideal es el que responde a las necesidades y condiciones de cada empresa, en relación con el espacio disponible, equipos de manutención, productos a almacenar, así como presupuesto disponible para contar con uno o varios racks.

En la industria, existen diferentes tipos de almacenes que se utilizan para diversos propósitos. La elección de los almacenes se basa en el tipo de productos o materiales a resguardar y distribuir en la empresa. Algunos de los almacenes que encontramos en la industria son:

  • Almacén de distribución: Es un tipo de almacén utilizado para almacenar productos terminados antes de ser enviados a los clientes. Aquí se reciben los productos de fabricación o importación y se preparan para su distribución a través de los canales de venta.
  • Almacén de materias primas: Se utiliza para almacenar las materias primas necesarias para el proceso de producción. Aquí se almacenan los materiales que se utilizarán para fabricar los productos, como metales, plásticos, madera, productos químicos, entre otros.
  • Almacén de componentes: En este tipo de almacén se almacenan los componentes individuales que se utilizan en el ensamblaje de productos; por ejemplo, en la industria automotriz se almacenan piezas como motores, chasis, neumáticos, entre otros.
  • Almacén de productos en proceso: Este tipo de almacén se utiliza para almacenar los productos que se encuentran en diferentes etapas del proceso de fabricación. Aquí se almacenan los productos semiterminados o en proceso de ensamblaje antes de su fabricación final.
  • Almacén de repuestos: Se utiliza para almacenar repuestos y piezas de repuesto para maquinaria y equipos utilizados en la producción. Estos repuestos se mantienen en stock para realizar reparaciones o reemplazos rápidos cuando sea necesario.
  • Almacén de productos terminados: Es el lugar donde se almacenan los productos terminados y listos para ser enviados a los clientes. Aquí se realiza el embalaje final, la clasificación y la preparación para el envío.
  • Almacén frigorífico: Este tipo de almacén está diseñado para el almacenamiento de productos que requieren condiciones de temperatura controlada, como alimentos congelados, productos farmacéuticos o productos perecederos.
  • Almacén de almacenamiento a largo plazo: Este tipo de almacén se utiliza para almacenar productos o materiales que no se necesitan de inmediato. Puede ser utilizado para almacenar inventario excedente, productos estacionales o productos que están esperando su distribución.

Llamános